Skip to content
como la tecnologia es usada contra la libertad

Cómo la tecnología está siendo usada contra la libertad

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Cuando se trata de tecnología, son muchos los beneficios que recibimos de cada nueva innovación, pero también los peligros cuando estas innovaciones están en manos de los peores individuos en el mundo.


 

¿Prefieres audio? Aquí puedes escuchar esta publicación:


Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

 

Dejándolo claro, no se trata de si «la tecnología es buena o mala», porque la tecnología -por sí sola- es buena, al ser no más que el conjunto de instrumentos y herramientas que nos permiten hacer cosas y solucionar problemas de manera más eficiente.

El problema con la tecnología es su uso. En Twitter escribí:

Muchos hemos sido acusados de «conspiranóicos» y «locos» por criticar el uso de redes sociales como Twitter, Facebook, TikTok, Instagram y YouTube, para favorecer a una corriente ideológica y su agenda, en perjuicio de la libertad.

Quienes demandamos que estas redes usan sus algoritmos para silenciar a unos, al mismo tiempo que amplifican el contenido y las ideas de una mafia de izquierda que controla la mayor parte del poder, fuimos señalados y criticados de «creer en teorías conspirativas»; «teorías» que al final nos han probado estar en lo cierto.

En recientes publicaciones conocidas como «The Twitter Files», o «Los Archivos de Twitter», el nuevo dueño de la red social, Elon Musk, se ha dado a la tarea de publicar información confidencial de la anterior administración de Twitter.

Los archivos prueban las variadas formas en las que la red social ha sido usada para favorecer a la izquierda y hasta interferir en elecciones presidenciales. Pero, ¿Cómo es posible que una red social se use para esto?

A través de los algoritmos, las redes sociales pueden brindarnos una experiencia más «personalizada», dicen, al mismo tiempo que pueden filtrar las cosas que vemos y lo que no y es ahí donde se sostiene la característica manipuladora de estas.

Los algoritmos son códigos secretos y al ser secretos, no podemos saber de qué forma el contenido está siendo clasificado, si alguien está siendo silenciado o no, si alguien está siendo amplificado o no.

En pocas palabras, los algoritmos hoy día determinan la información.

Hoy día, la tecnología ha automatizado este proceso de filtro y clasificación de la información y con sun simple código binario, información crucial puede ser ocultada, jefes de Estado y personas influyentes pueden ser silenciadas o suspendidas, mientras que una agenda perversa puede ser promovida.

Oficialmente, la tecnología no está siendo usada para «brindarnos una experiencia más personalizada», está siendo usada en contra de la libertad.

Somos nosotros mismos quienes tenemos que filtrar y decidir lo que vemos o no, lo que leemos o no, lo que escuchamos o no; no un algoritmo a merced de Dios sabe quiénes.

Que una red social tan influyente como Twitter, haya sido utilizada para censurar a personas basada en su forma de pensar e ideas, silenciadas y ocultadas de forma secreta y que el Presidente de los Estados Unidos haya sido suspendido, demuestra cómo la tecnología puede ser usada no solo en nuestra contra, sino en contra de la libertad.

Cierro con esto:

Jose Miguel

Jose Miguel

Antes de conquistar el poder, debemos conquistar los medios, por eso fundé esta revista y no un movimiento estudiantil. Estas son mis cuentas de Twitter @JoseMiguel_PG y @JP7___

¿Qué opinas? ¡Comenta!

Los comentarios están limitados a 500 caracteres. Pueden abrir un hilo respondiendo sus comentarios, si necesitan más espacio.

Subscribe
Notify of
guest
3 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Paula

De acuerdo, pero, qué decir del manejo de la tecnología del propio Elon Musk?, acaso su Neuralink no es más peligroso aún?

Luis Echarry

Estoy de acuerdo y me uno a vuestra posición. De tal sentido infiero que debemos tener una actitud de religioso porque pareciera que ayudando localmente no es suficiente.

Revista tu email una vez te suscribas

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Revista tu email una vez te suscribas