Skip to content

Por qué la izquierda es más astuta que la derecha, en época de elecciones

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp

La democracia se ha vendido como un «sinónimo de libertad» entre millones de personas en el mundo, hasta el punto en que se cree que «no puede haber libertad, sin democracia». ¡Vaya fraude!


 

¿Prefieres escuchar este post? Aquí lo tienes en podcast:


Tiempo estimado de lectura: 5 minutos

 

En nuestra historia más reciente, ha quedado demostrado que la democracia es el camino que los tiranos modernos utilizan para hacerse con el poder, concentrando todo en un grupito de criminales, bajo el escudo de «elecciones democráticas ganadas» con el astuto trabajo de «contar con el apoyo del 50 + 1 de la población».

Pero, ¿Por qué la izquierda tiene más éxito que cualquier otra corriente, cuando de elecciones se trata? En Twitter escribí:

El poder político tiene sus laboratorios psicológicos para analizar el comportamiento humano. Suelen hacer miles de experimentos, para probar la forma en la reaccionamos a noticias, chismes, datos, hechos, etc., y los usan a su favor, especialmente en años electorales.

La izquierda entiende que los seres humanos tomamos decisiones instantáneas basadas en las emociones, mientras que las decisiones racionales toman más tiempo, pues porque pensar lleva más trabajo que reaccionar emocionalmente.

¿En qué etapa de nuestra vida somos más emocionales? En la juventud, y la izquierda lo sabe. Algo que la izquierda también sabe es que los sistemas electorales se nutren diariamente con «carne nueva», jóvenes que entran al sistema electoral.

El marketing de la izquierda concentra millones de dólares y mensajes, en ganarse el corazón de los más jóvenes, con discursos románticos, pegajosos y con causas «sociales» que a esas edades nos suelen importar; mientras que la derecha cree que «el sistema electoral es estático»; que los que votan hoy, son los mismos que votarán mañana.

La astucia de los tiranos modernos, tiene visión de largo plazo. Esa habilidad les permite tomar decisiones hoy, que tendrán excelentes resultados -para ellos- en el futuro. Por eso, minar el sistema educativo con adoctrinamiento es parte de sus estrategias más comunes.

Pero un sistema educativo en manos de la izquierda no es suficiente, hay que ir reforzando a lo largo del tiempo y para eso usan a los medios de comunicación, los cuales apelan a la repetición constante y masiva de las ideas con las que programan la mente de tantos como sea posible.

Ahora bien, todas esas cosas combinadas, no pueden ser aprovechadas si no se carece de algo que a la izquierda le sobra: la falta de escrúpulos, especialmente para manipular. La derecha, en ese sentido, es más «inocente», más lenta, porque moralmente es superior que la izquierda.

La izquierda cree firmemente en el principio de «el fin justifica los medios», y como su fin es la dominación y el control absoluto del poder, pues manipular sin escrúpulos es un medio «justificable».

Si esto lo tengo claro yo, que no hago vida política, ¿Por qué la derecha no? ¿Por qué la derecha sigue siendo derrotada por la izquierda, cuando de democracia se trata? ¡Por miopes!

Tristemente, la derecha ve la realidad como algo «estático» y en su afán por «proteger su cultura», no la expande, sino que la encierra en un cubo, dejándole a la izquierda el camino abierto para extinguirlos.

Cierro con esto:

Jose Miguel

Jose Miguel

Antes de conquistar el poder, debemos conquistar los medios, por eso fundé esta revista y no un movimiento estudiantil. Estas son mis cuentas de Twitter @JoseMiguel_PG y @JP7___

¿Qué opinas? ¡Comenta!

Los comentarios están limitados a 500 caracteres. Pueden abrir un hilo respondiendo sus comentarios, si necesitan más espacio.

Subscribe
Notify of
guest
4 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Alfredo

Muy interesante el escrito. Definitivamente la izquierda es más astuta, y por eso es necesario conocerla bien para poder ganarle. En EEUU, Trump ha ido aprendiendo cometiendo errores por no haber sido político, pero vaya que ahora es más astuto. Lo mismo con De Santis y la gobernadora de Arkansas. En latinoamerica solo existía una falsa derecha, pero las individualidades están surgiendo. Los pueblos están despertando; el venezolano siempre ha estado despierto, pero ha sido el siempre traici.

Francisco Hernandez

Jose Miguel, eso significa que no hay fraude electoral? No se roban las elecciones los izquierdosos manipulando las máquinas de votación? Entienden el comportamiento humano, utilizan el sistema de educación, los medios de comunicación y redes sociales para adoctrinar a los más vulnerables que son la juventud. Enonces estamos jodidos. 100 años mínimo de comunismo en Venezuela.

Maria

Son pocos los países con maquinas de votación. El fraude electoral existe pero en un 5-7%. La clave está en que la «derecha» se enoja por cualquier estupidez y como protesta no va a votar. La izquierda vota siempre, así el candidato sea un caballo loco.

Gustavo

Muy interesante análisis, que por cierto yo mismo he hecho con cercanos. Concuerdo plenamente en que la izquierda apela a las emociones, y sabe perfectamente que las decisiones emocionales toman menos tiempo que las racionales, y junto con ello, el adoctrinamiento en escuelas y universidades, junto a las comunicaciones, sobre todo hoy en redes sociales, han hecho su trabajo de manera brillante. Como dije hace uns años atras, la derecha se «echó en los laureles» como decimos en Chile. Saludois

Revista tu email una vez te suscribas

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Revista tu email una vez te suscribas