Skip to content
Por qué la inflacion es nuestro problema más grande

Por qué la inflación es nuestro problema más grande

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Entre 2020 y 2022, la palabra «inflación» ha estado en boca de miles de millones de personas en el mundo y hasta en Google se ha incrementado la búsqueda de su definición y causas, así que no es nueva para nadie, pero sí es poco entendida y muy subestimada por muchos.


 

¿Te conviene más escuchar? Aquí lo tiene en podcast:


Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

 

El ver nuestro dinero perder valor y no alarmarnos, es preocupante, porque pasamos la mayor parte de nuestra vida trabajando; el resultado de ese trabajo es el dinero y el hecho de que lo perdamos de forma permanente y «silenciosa» debería ser suficiente para que nos ocupemos de su importancia.

En Twitter escribí:

Suelo decir que «el gobierno es el origen de todos nuestros males», pues desde esta institución se orquestan todas las cosas que le hacen daño a nuestra vida, libertad y propiedad. Y si la inflación nos hace daño y esta es causada por el gobierno, ¿Quién es el responsable de nuestra hemorragia económica? Pues esa institución.

La gente debate mucho sobre las causas de la inflación, pero hay una realidad indiscutible y es que esta es consecuencia -principalmente- de dos cosas sobre las cuales solo el gobierno tiene control: la impresión de dinero y el gasto público.

Algunos dicen que «la inflación es el impuesto a los pobres», pero en realidad es un impuesto para todo el mundo, porque todos lo pagamos aunque no queramos. Hay tantas formas de explicar lo dañina que es la inflación, que ¿Cómo es posible que millones aún la subestimen?

La inflación es nuestro problema más grande, es la causa de la pobreza para la mayoría de personas en el mundo, es la razón principal de la pérdida de valor de nuestra propiedad, tiempo y esfuerzo, y todo ese daño es orquestado y planificado.

El economista Milton Friedman llamó a la inflación «la enfermedad más destructiva de la sociedad» y aseguraba que «nada destruirá a la sociedad moderna, tanto como la inflación sin control». No se equivocaba, pues hoy día está siendo usada de forma agresiva contra nosotros.

Sea un plan del Foro Económico Mundial, la Agenda 2030 o los Bancos Centrales, no queda la menor duda de que la inflación nos está haciendo imposible la tarea de ahorrar, invertir, cubrir nuestros gastos básicos, formar una familia y vivir una vida tranquila.

En Twitter escribí un mensaje que ha causado un gran debate:

Quizás sea cierto que es difícil entender la forma en la que la inflación determina nuestro comportamiento y el porqué de las decisiones que tomamos, pues a pesar de que está ahí y que todos la experimentamos, no resulta obvio el atribuirle la culpa.

Al igual que un paciente con una hemorragia interna que desconoce y no entiende el porqué del dolor y la falta de energía, a todos nos pasa igual con la inflación cuando no la entendemos y desconocemos el daño que hace.

La pérdida de poder adquisitivo es el equivalente a la pérdida de sangre, pues el dinero no es más que la forma en la que nuestro tiempo, trabajo y esfuerzo se convierten en energía; energía monetaria.

La energía ha de ser acumulada, para luego ser usada a nuestro favor, sea para acumular más, para divertirnos o para tener una vida mejor, pero no para desperdiciarla o perderla.

Cierro con esto:

Jose Miguel

Jose Miguel

Antes de conquistar el poder, debemos conquistar los medios, por eso fundé esta revista y no un movimiento estudiantil. Estas son mis cuentas de Twitter @JoseMiguel_PG y @JP7___

¿Qué opinas? ¡Comenta!

Los comentarios están limitados a 500 caracteres. Pueden abrir un hilo respondiendo sus comentarios, si necesitan más espacio.

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Revista tu email una vez te suscribas

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Revista tu email una vez te suscribas