Skip to content
Cómo detener la agenda anti-libertad

Cómo detener la agenda global anti-libertad 

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Desde el 2020, en el mundo entero se ha profundizado la imposición del poder político y el empobrecimiento masivo en términos económicos y morales.


 

¿Prefieres audio? Aquí lo tienes en podcast:


Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

 

Nadie puede negar -aunque nos llamen «conspiranóicos»- que una agenda perversa está siendo empujada desde las instituciones más poderosas a nivel mundial, para que quienes hoy controlan el poder -principalmente Boomers- pospongan la transferencia de este y de riqueza a las nuevas generaciones.

En Twitter escribí:

Si bien, lo que vivimos en 2020 le abrió los ojos a muchos sobre la perversidad con la que se gobierna desde la cúspide política, también le permitió a los políticos mafiosos el consolidarse fuertemente en sus posiciones.

El poder político y el poder económico hoy día están concentrados en los peores y a estos no les tiembla el pulso para usar toda su fuerza en contra de toda la humanidad.

Pero no solo se trata de la perversión política y la manipulación económica, porque para lograr imponer agendas, es indispensable empobrecer moralmente a la sociedad y eso se logra a través del entretenimiento, la creación de falsos líderes y supuestos héroes y la criminalización de lo bueno.

La mafia política financia a toda la industria del entretenimiento para que las nuevas generaciones vean como «líderes», «héroes» y «ejemplos a seguir» a los peores actores de nuestra sociedad, al mismo tiempo que a los buenos se les acusa de «racistas», «intolerantes» y «machistas».

Todo ese sistema ha sido construido para postergar la transferencia de riqueza, pues como demuestran los hechos, los Boomers no confían en la generaciones que ellos mismos trajeron al mundo: Los millennials.

La resistencia al cambio de quienes crearon la riqueza económica que «sostiene» al mundo hoy día, sumado a la sobreprotección de sus hijos -los millennials- es la principal barrera que el mundo hoy día enfrenta para algo que es no solo necesario, sino natural: la transferencia de riqueza de generación a generación.

Esa guerra generacional forma también parte de la agenda anti-libertad y anti-Occidente, porque desde ella se divide a la sociedad y su institución más sólida: la familia.

¿Quién puede negar que hoy día, las diferencias en creencias, valores y forma de ver la vida, entre una generación y otra, son más marcadas que nunca? La agenda sembró la semilla de la división para destruir al núcleo familiar tradicional.

Si estamos conscientes de esto, ¿Qué deberíamos hacer? Lo mismo que estamos viendo, pero al revés: profundizar nosotros lo bueno, defender lo correcto, proteger la familia, nuestros activos, nuestra propiedad y promover los valores y principios de la libertad.

¿Tenemos que hacerlo en escala mundial? No, tenemos que hacerlo es de forma local, en nuestro entorno. Hablemos del desprecio que debemos sentir por el poder absoluto, impulsemos los principios de un sistema económico libre y transparente.

Promovamos los valores que nos hacen personas de bien; transfiramos la riqueza y el conocimiento a las nuevas generaciones y protejamos la familia con todas nuestras fuerzas.

Cierro con esto:

Jose Miguel

Jose Miguel

Antes de conquistar el poder, debemos conquistar los medios, por eso fundé esta revista y no un movimiento estudiantil. Estas son mis cuentas de Twitter @JoseMiguel_PG y @JP7___

¿Qué opinas? ¡Comenta!

Los comentarios están limitados a 500 caracteres. Pueden abrir un hilo respondiendo sus comentarios, si necesitan más espacio.

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Revista tu email una vez te suscribas

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Revista tu email una vez te suscribas